14/1/17

Afrontar el fuego (Nora Roberts)

Ay, mi madre. ¿Y ahora qué hago? He estado casi tres semanas sumergida en esta trilogía, enamorándome de sus personajes y su isla para ahora tener que decirles adiós, y no estoy preparada. Voy a echar tanto de menos a Nell, Ripley y Mia, a la isla de Tres Hermanas, a Zack, Mac y Sam, a Lulú, los acantilados, la magia... Jo, estoy triste. Dejadme.
Mia Devlin sabe demasiado bien lo que significa querer con toda el alma y ver marcharse al amor de su vida. Años atrás, ella y Sam Logan estuvieron unidos por un lazo trenzado de pasión, leyenda y destino. Pero un día él huyó de Tres Hermanas dejándola sumida en el recuerdo y la renuncia.
Una década después Sam regresa a la isla con el firme propósito de recuperar a su antiguo amor. A pesar de su aparente frialdad, Mia no puede negar que la llama de la pasión sigue viva. Pero no es el único reto que sobreviene desde el pasado. Mia tiene que afrontar el mayor desafío de su vida. Su destino y el de Tres Hermanas deben de cumplirse. Ella y Sam deben unir sus fuerzas para vencer definitivamente a la oscuridad.
La tercera entrega, Afrontar el fuego, se ha convertido en mi favorita. Y no porque la historia de Mia y Sam me guste más que las otras dos, sino porque en ésta no se centra tanto en su relación, sino que ésta es una parte más de la historia principal de la trilogía que va desarrollándose de manera secundaria en las dos primeras novelas: la maldición de la isla, la decisión de Mia y el futuro de todos ellos y del círculo.

En cuanto a la relación de Sam y Mia, me ha encantado que no sea algo nuevo —no se conocen al principio como las otras dos parejas—, sino que se trata de un reencuentro, un amor joven e intenso que fue demasiado para Sam y que le llevó a cometer el error de dejar la isla y a Mia hace ya diez años. Siguiendo con la misma línea de los dos anteriores, el personaje masculino me ha gustado muchísimo. Sam tiene sus virtudes y sus defectos, pero está dispuesto a todo para recuperar a Mia y conseguir su perdón, a la vez que se enfrenta a las decisiones del futuro y las garras de la gente que quiere a Mia, que tampoco están dispuestos a dejar que vuelva a destrozarla.

Sin embargo, lo que más me ha gustado de la novela es la magia. En ella vemos muchos más conjuros, conocemos más la historia de la isla, de la maldición, de cómo funcionan los poderes del círculo. Nora Roberts nunca describe bien la magia, pero la muestra de una manera delicada y poderosa, y eso es lo mejor de todo. Que la magia forma parte de la isla y, por lo tanto, de los personajes y de la historia.

Si os gusta la Romántica, no me cansaré de recomendaros esta trilogía. Me ha hecho sentir como en casa, emocionarme y querer mudarme a Tres Hermanas para trabajar en la librería de Mía, probar las sopas de Nell y perderme en el bosque. Lo bueno es que solo tengo que volver a abrir la primera novela para volver, siempre que quiera.

Las 3 reseñas de la trilogía
Afrontar el fuego en Goodreads

6/1/17

Cielo y tierra (Nora Roberts)

Leería todos y cada uno de los libros de esta historia si en vez de 3 fuesen 50. De verdad. No sé si es la atmósfera, la isla que tan clara tengo en mi cabeza, la magia o los personajes, pero estoy en un estado de enamoramiento absoluto con esta trilogía. No quiero que se acabe. Fin.
Ripley Todd solo aspira a llevar una vida apacible en su isla natal de Tres Hermanas. Su trabajo como ayudante del sheriff la satisface y tampoco tiene problemas para relacionarse con los hombres. Pero hay algo que la inquieta: los poderes especiales que posee y que, aunque lo intente, no es capaz de controlar.
Cuando el carismático MacAllister Booke llega a la isla para hacer una investigación sobre brujería, queda inmediatamente impactado por los centelleantes ojos verdes de Ripley. Fascinado por la lucha interior que esta mantiene con sus extraordinarias habilidades, intentará ayudarla a que acepte su destino. Aunque antes Ripley deberá enfrentarse al dolor y al peligro que sobrevendrán desde un pasado remoto.
Si lo mejor del primer libro, Baile en el aire, fue Nell, lo mejor de esta segunda parte, para mí, ha sido Mac. El científico de lo paranormal, torpe y encantador, inteligente y sincero, que llega a Tres Hermanas arrastrado por la curiosidad pero, sobre todo, por un instinto que no entenderá hasta llegar allí. Y después está Ripley, la ayudante de Zack en la comisaría, la bruja que se niega a aceptar lo que es pero que tendrá que hacerlo. Y es precisamente esa negación la que ha construido una coraza a su alrededor, porque Ripley es demasiado frágil cuando se trata de la magia, y ella lo sabe.

La historia de estos dos es maravillosa. Juntos son divertidos, tiernos y pasionales, aunque Ripley se niegue a aceptarlo y haga todo lo posible por frenarlo. Su historia de amor, junto a la continuación de la trama principal de la trilogía sobre la maldición y las tres hermanas, hacen de Cielo y tierra una novela que me ha dejado con ganas de más. Más, más y más. Más de Zack y Nell, los protagonistas de la primera novela, que siguen apareciendo pero como secundarios. Más de Mia, que protagoniza la tercera y última novela. Más magia, más oscuridad, más poder. Más de Nora Roberts, al fin y al cabo, que es lo que siento siempre cuando leo alguna de sus novelas.

Las 3 reseñas de la trilogía
Cielo y tierra en Goodreads
Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥